X

DIA DE LA PAZ INTERIOR

 

“Tranquilidad en el corazón, paz en la mente, amor en todo (evócalo siempre)”

Águila Dorada

QUANDO LOS HOMBRES VOLVERÁN A SER HERMANOS

La paz, la armonía y el equilibrio son valores muy necesarios en el mundo actual. Lo podemos ver en todos los ámbitos de la realidad. Por ello es urgente sumar acciones que fomenten la convivencia pacífica, el diálogo, la aceptación y el respeto por la diversidad de formas, culturas y lenguas.

Desde Pneuma Institute, queremos promover el 27 de Octubre como el Día Internacional de la Paz Interior. Somos conscientes de que lo exterior es tan sólo un reflejo de nuestra propia realidad interna, por ello hemos decidido asumir la responsabilidad de todo lo que sucede en nuestro mundo.

Las filosofías y tradiciones espirituales más antiguas tienen un mensaje que va siempre en la misma dirección: sólo mediante la calma, la serenidad interior y la eliminación de los conflictos existentes en nuestra psique seremos capaces de difundir el estado de paz profunda y viva que soñamos para nuestro mundo.

La paz mundial se construye al eliminar los conflictos en nuestras relaciones interpersonales pero para ello necesitamos un profundo cambio que despierte en cada ser humano los valores esenciales y universales que nos pueden conducir hacia una transformación radical global.

Nuestra aspiración es que el 27 de Octubre sea un recordatorio de que la Paz es posible y está a nuestro alcance siempre y cuando asumamos el compromiso diario de calmar nuestra mente, así como nuestras emociones, palabras y gestos.

Pneuma Institute, lleva 30 años promoviendo el 27 octubre como el Día Mundial de la Paz Interior. Nuestro anhelo e intención es llevar a la humanidad una verdadera cultura de la paz basada en la enseñanza del Amor. Así, todos podremos alcanzar un estado interior personal equilibrado y feliz, sustentado por en la paz profunda. Sólo de esta manera nos será posible construir el mundo y la vida que soñamos y alcanzar la plenitud.

Además de las actividades que realizamos este día, vamos también a recaudar fondos que se destinarán a proyectos de solidaridad que llevamos a cabo. Estos proyectos se destinan a ayudar a mantener vivas culturas ancestrales que todavía preservan los valores de la paz y compasión como la budista o de los Qeros. Si estás interesado en saber más sobre dichos proyectos, por favor ponte en contacto con nosotros (global@pneumainstitute.org).

El Día de la Paz no es una simple celebración. Lo más importante no es participar en un programa de actividades: es una invitación para que nos involucremos en un proceso de transformación radical y ello implica una profunda revolución de la conciencia: la Revolución de la Paz. 

La revolución de la paz

Todas las personas anhelan la sanación del mundo y de la sociedad en que vivimos. La serenidad y la armonía son objetivos que todos perseguimos, pero que difícilmente alcanzamos, ya que no se prolongan en el tiempo.  Sin embargo, es posible vivir en un estado de profunda serenidad y de armonía, en el que los conflictos se puedan reemplazar por valores como la comprensión, el respeto y el amor: esto es precisamente lo que llamamos paz.

La paz mundial y la paz interior, inseparables por definición, están al alcance de todos si asumimos la responsabilidad de nuestras elecciones y nos comprometemos diariamente con nuestra transformación personal. Éste es el único camino, posible y necesario, para la revolución de la paz. Se trata de un acto profundamente sagrado que se materializará siempre y cuando aceptemos que la única naturaleza real de todo es el Amor, Amor que espera siempre florecer en el corazón de cada ser humano en sus distintas formas: paz interior, felicidad, armonía, alegría y belleza.

Desde que nacemos llevamos dentro de nosotros lo que podríamos denominar el instinto espiritual, que siempre guía nuestros sentimientos, elecciones y acciones hacia el Bien.

Con mucha razón, el filósofo Sócrates dijo que "nadie hace el mal voluntariamente".

Esta enseñanza también nos muestra cómo nuestra felicidad se basa fundamentalmente en hacer el bien. Entonces, ¿qué sucede cuando el ser humano "hace el mal"? ¿Dónde radica el origen de la guerra, del terrorismo, del narcotráfico, de la corrupción ... ¿de dónde vienen?

Con respecto al momento presente, los sabios Vedas dijeron: “Según va decayendo y extinguiéndose el bien, el orgullo y el mal ocupan su lugar. Mi Espíritu se manifiesta en forma humana en esta tierra”.

Este versículo no sólo habla del mal, sino también del Espíritu, de esa energía de Amor que está tratando de redimir y despertar al hombre de su sueño milenario. ¿Cómo es que hay tanta confusión?

Hemos de encontrar la inspiración, tanto fuera como dentro de nosotros mismos, para buscar la clave de nuestro despertar.

Si aceptamos por un lado la afirmación de Sócrates, según la cual nadie hace el mal voluntariamente, pero por otro lado vemos el panorama terrible que tenemos ante nosotros, la única conclusión lógica es que la humanidad está en un estado muy profundo de inconsciencia por varios motivos: la ignorancia, el deseo, la pasión, el apego, el miedo y la ira. Todo ello, disfrazado de razón, deshumaniza a las personas, agudiza la amnesia de los valores eternos y hace que aumenten todas las consecuencias desastrosas.

El filósofo Aristóteles solía decir: "Los hombres siempre comienzan a filosofar, conmovidos por la admiración". El amor por la sabiduría que se origina en la admiración y en lo maravilloso parece que ya no existe. Esto significa que debemos volver a adquirir el saludable hábito de cuestionarnos a nosotros mismos para recuperar el anhelo de volver a ser lo que verdaderamente somos.

Todos estos aspectos que hemos definido como las causas de la inconsciencia del hombre, lo paralizan y lo llevan a pensar, decir y hacer aquello que no quiere. Es urgente volver a desarrollar un sistema educativo y pedagógico capaz de sostener nuestro proceso de maduración de una manera auténtica, que pueda guiarnos hacia la manifestación completa de nuestro potencial.

En el seno de las grandes tradiciones espirituales antiguas existe toda una cartografía muy lúcida de la conciencia humana que se ha transmitido a través de los siglos en las escuelas iniciáticas. Sus enseñanzas y sus mapas, tan valiosos como efectivos, han llegado hasta nosotros y están listos para ser descodificados.

Pneuma recopila y sintetiza el legado de dichas tradiciones, para ofrecerte todo un corpus de enseñanzas teórico-prácticas efectivas, que te darán la clave para que logres tu transformación personal y tu propia Paz Interior. Así, te podrás convertir en un agente del cambio para nuestro mundo, un mensajero de paz.